Imprenta Rari, imprenta de afiches, dípticos, trípticos, volantes, flyers, calendarios, carpetas, fotografía.

Glosario de imprenta

En esta sección -que irá creciendo con el tiempo- trataremos de explicar la jerga técnica de la imprenta. Esperamos que sea de ayuda a los quienes quieren (o deben) crear su propias piezas de imprenta, pero no cuentan con los fundamentos técnicos.


Impresión Offset (Offset Printing)

La impresión offset u ófset (del inglés: offset printing) es un método de impresión (reproducción de documentos e imágenes sobre distintos soportes), que consiste en aplicar una tinta, generalmente oleosa, sobre una plancha metálica, compuesta generalmente de una aleación de aluminio. Constituye un proceso similar al de la litografía.

El desarrollo de la imprenta ófset se dio a través de dos inventores, en distintos lugares del mundo: En 1875, por el inglés Robert Barclay, quien desarrolló una versión para impresión en metales (estaño), en 1903 por el estadounidense Ira Washington Rubel, para la impresión sobre papel.

El principio de funcionamiento es similar al de la litografía: La plancha se moja con agua o una solución polar para que repela la tinta en las zonas de no imagen (zona hidrófila), para que el resto de la plancha tome la tinta en las zonas donde hay un compuesto hidrófobo o apolar (también conocido como oleófilo) con la forma del motivo a imprimir previamente grabado en la plancha, sea por métodos manuales o por fotograbado; la diferencia con la litografía tradicional es que la imagen o el texto se trasfieren a la superficie a imprimir no de forma directa, sino a través un cilindro cubierto en su superficie por un material flexible (mantilla), generalmente caucho o silicona, que recibe la imagen para transferirla, por presión, a la superficie impresa, generalmente papel.

Es precisamente esta característica la que confiere una calidad excepcional a este tipo de impresión, puesto que el recubrimiento de caucho del rodillo de impresión es capaz de impregnar, con la tinta que lleva adherida, superficies con texturas irregulares o rugosas. Todo esto debido a las propiedades elásticas del caucho, que no presentan los rodillos metálicos.

Caraterísticas

El método de impresión ófset es uno de los sistemas indirectos de impresión, ya que el sustrato (generalmente papel) no tiene contacto con la plancha matriz para traspasar la imagen. La tinta pasa de la placa de aluminio al cilindro portacaucho o mantilla para después pasar al papel (u otro sustrato), ejerciendo presión entre el cilindro portacaucho y el cilindro de presión.

La impresión ófset se realiza mediante planchas monocromáticas, de modo que debe crearse una plancha por cada color a imprimir; en el caso de la fotocromía, por cada uno de los cuatro colores del modelo de color CMYK (cian, magenta, amarillo y negro), a lo que también se le conoce como impresión en cuatricromía; además, interviene en el proceso un quinto color: el blanco del papel. Utilizando cantidades diferentes de esos cinco colores, pueden reproducirse casi cualquier color alcanzable a través del modelo sustractivo de color, con la excepción de colores «metálicos» como el dorado y el plateado, y colores fosforescentes o que estén fuera del rango del modelo CMYK los cuales, en caso de ser necesitados, pueden ser aplicados con tintas de estos colores directamente utilizando planchas adicionales, mediante el método conocido como tintas planas.

Todas las fotografías (en color o en escala de grises) pueden reproducirse litográficamente mediante la utilización del proceso de difusión por semitonos. Actualmente se digitaliza la película fotográfica (mediante un escáner de alta resolución), o se obtiene la imagen mediante fotografía digital, y en el proceso de preprensa se le somete a un proceso de separación de colores, que crea una imagen distinta representativa de cada canal de color.

Resolución de imagen

La resolución de una imagen indica la cantidad de detalles que puede observarse en esta. El término es comúnmente utilizado en relación a imágenes de fotografía digital, pero también se utiliza para describir cuán nítida (como antónimo de granular) es una imagen de fotografía convencional (o fotografía química). Tener mayor resolución se traduce en obtener una imagen con más detalle o calidad visual.

Para las imágenes digitales almacenadas como mapa de bits, la convención es describir la resolución de la imagen con dos números enteros, donde el primero es la cantidad de columnas de píxeles (cuántos píxeles tiene la imagen a lo ancho) y el segundo es la cantidad de filas de píxeles (cuántos píxeles tiene la imagen a lo alto).

Es bueno señalar que si la imagen aparece como granular, se le da el nombre de pixelada o pixelosa.

La convención que le sigue en popularidad es describir el número total de píxeles en la imagen (usualmente expresado como el múltiplo correspondiente a millón -mega-), que puede ser calculado multiplicando la cantidad de columnas de píxeles en una imagen, por la cantidad de filas.

Para saber cuál es la resolución de una cámara digital debemos conocer los píxeles de ancho x alto a los que es capaz de obtener una imagen. Así una cámara capaz de obtener una imagen de 1600 x 1200 píxeles, tiene una resolución de 1600x1200=1.920.000 píxeles, es decir 1,92 megapíxeles.

Además, hay que considerar la resolución de impresión, es decir, los puntos por pulgada (ppp) a los que se puede imprimir una imagen digital de calidad. A partir de 200 ppp podemos decir que la resolución de impresión es buena, y si queremos asegurarnos, debemos alcanzar los 300 ppp, porque muchas veces la óptica de la cámara, la limpieza del objetivo o el procesador de imágenes de la cámara digital, disminuyen la calidad.

Para saber cual es la resolución de impresión máxima que permite una imagen digital, hay que dividir el ancho de esa imagen (por ejemplo, 1600), entre la resolución de impresión 200, 1600/200 = 8 l para una foto digital de 1600 píxeles de largo es de 8 pulgadas de largo (20,32 cms.) en calidad 200 ppp (1600/300=5.33 pulgadas - 13,54 cm - en el caso de una resolución de 300 ppp). Una pulgada equivale a 2,54 cm.

Gigantografía

La gigantografía hace referencia a aquella impresión que permite obtener un producto impreso de grandes dimensiones, expresadas en metros de alto por metros de ancho, y que por lo general tienen fines publicitarios o similares y que se realiza exclusivamente con sistema de impresión digital.

Podemos considerar la gigantografía como un apartado dentro de un concepto más amplio que sería la impresión de gran formato.

La impresión de gran formato se ha venido realizando con los sistemas tradicionales si bien con los condicionantes que estos presentan (el formato final de la imagen se corresponde con el formato de salida de la máquina excepto en aquellos caso de motivos de repetición).

Dentro de la impresión de gran formato tradicional encontramos: Aunque no existe una clasificación específica en offset podemos establecer como gran formato aquel que supera la medida convencional de 70×100 cm. Estas prensan por lo general no producen habitualmente productos de gran formato sino que se especializan en editorial (libros, revistas y similares; más de 64 páginas por pliego por ejemplo).En serigrafía se venía realizando tradicionalmente la cartelería en gran formato para vallas publicitarias, esto suponía la utilización de pantallas que superaban los dos metros de largo. En la actualidad buena parte de esta cartelería lo ha asumido la impresión digital por tema de costes (las propias empresas de serigrafía han migrado hacia esta tecnología).La flexografía y el huecograbado se vienen utilizado para la realización de motivos de repetición en telas, papeles pintados y productos similares mediante la impresión a partir de bobina. Estas aplicaciones también pueden ser realizadas por la impresión digital no obstante en este caso los costes pueden ser superiores por lo que la competencia se mantiene.

La impresión digital mediante Plóteres. Un plóter es una impresora digital, normalmente con alimentación de bobina aunque también imprime hojas, de formato de ancho que normalmente supera los 50 cm, y que en origen se utilizaba para realizar planos en blanco y negro, en entornos de arquitectura e ingeniería, pero que en su versión gráfica en color se ha convertido en un dispositivo indispensable en las empresas gráficas, estudios de diseño, editoriales, para la realización de pruebas, cartelería y trabajos similares. Mediante un plotter de tamaño medio es posible realizar composiciones de gran formato mediante la aplicación de técnicas de panelado que todos los rips de estos dispositivos incorporan.

La gigantografía o impresión de formatos muy grandes (very large format o VLF en inglés) es uno de los campos de especialización de la impresión digital sin competencia real. Mediante la gigantografía es posible realizar las reproducciones que vemos en las fachadas de nuestras ciudades bien como publicidad o como cubrimiento de éstas.

La técnica consiste en emplear impresoras de muy gran formato (bien impresoras de hoja o plóters dedicados), especialmente diseñados para este cometido. Los anchos de máquina pueden superar los 7 metros y el largo las dimensiones de la bobina a imprimir. El sistema dispone de RIPs especializados ya que el tratamiento de imagen puede diferir con respecto a un tratamiento convencional así como la impresión asociada.

Impresión según demanda (Print on Demand – POD)

La impresión según demanda o bajo demanda como también se la conoce o, en inglés Print on demand, POD, consiste realizar impresiones bajo pedido, de manera rápida, con facilidad y con el número de ejemplares que se desee. Esta es sin duda una de las ventajas que ofrece este sistema, la cual junto con el resto de aportaciones que proporciona, crea posibilidades insuperables para otros sistemas.

Si bien los sistemas convencionales disponen de la posibilidad de almacenar los elementos y datos de los trabajos (formas impresoras y datos de ajuste de máquina), lo cierto que esto solo es rentable en el caso de repeticiones y siempre que el tiraje (o tirada) sea lo suficientemente alto para compensar el arranque de máquina (por ejemplo impresión en offset, flexo o hueco, de etiquetas, envases y embalajes). También hay que tener en cuenta que, las formas impresoras, al ser elementos físicos, ocupan un espacio importante que deberá ser tenido muy en cuenta como coste asociado.

En el caso de la impresión digital el almacenaje de los datos de impresión es mínimo, puesto que los datos están digitalizados y el coste de almacenamiento ya de por sí bajo (en servidores dedicados o en servicios subcontratados en Internet) va decreciendo de forma exponencial con el paso del tiempo.

Dado que apenas si hay que realizar ajuste de impresión, el coste de arranque de máquina no es un factor importante y la facilidad y rapidez en la realización permite la obtención de copias de forma precisa y efectiva.

La impresión bajo demanda permite la realización del número exacto de ejemplares en función de las necesidades del comprador: supone reducción de ineficiencias en la comercialización y venta. A ello hay que añadir la posibilidad de personalización mediante técnicas de impresión de datos variables, un aporte más en la realización de productos con valor añadido, algo altamente perseguido por el márketing.

Web to print (w2p)

Variante de la impresión según demanda, emparentada con el Just in Time y la impresión distribuida, el concepto de Web to Print, conocido también como WEB2Print, es un término que se refiere a hacer negocio mediante al impresión a partir de la web. Empresas y soluciones de software especializadas en este campo ofrecen la posibilidad de que sea el propio cliente quien, a través de la web, pueda realizar en todo o en parte su trabajo. Ello incluye el diseño a través de plantillas específicas con cierto margen de edición, la preimpresión guiada, la obtención de presupuestos en función del producto demandado, la impresión y el envío con el seguimiento del pedido incluido.

Web to print está disponible tanto para los entornos profesionales, en ocasión comocomplemento a servicios In-Plant (profesional de una empresa gráfica trabajando en las instalaciones del cliente) y también para particulares.

Impresión justo a tiempo (Impresión JIT)

La impresión justo a tiempo, (concepto tal vez más conocido por su expresión inglesa Just in Time – JIT) hace referencia a la posibilidad que ofrece la impresión digital de poder realizarse justo en el momento que se necesita, no antes ni después. Es por lo tanto, una vuelta más de tuerca a lo que se ha denominado impresión bajo demanda.

La impresión justo a tiempo ahorra espacio de almacenamiento del producto terminado puesto que éste solo se produce cuando va a ser utilizado. La posibilidad de integrar dispositivos de impresión digital en cualquier espacio (dada su ligereza, limpieza, generación baja de ruidos y emisiones) repercute en su implantación en oficinas y en el hogar.

En la empresa gráfica es observable la implantación de dispositivos de impresión digital dedicados a esta particular especialización, bien en imprentas rápidas y empresas similares o bien en imprentas tradicionales como complemento a trabajos preimpresos (actualizaciones, personalización,…).

La impresión justo a tiempo puede combinarse con la impresión distribuida aprovechando la infraestructura de redes y la implantación distribuida de impresoras, posibilitando el lanzamiento de campañas promocionales o de publicidad en toda las tiendas de una cadena implantada en un área extensa (que puede abarcar un país o continentes incluso) en cuestión de horas.

Tiradas cortas (Short run)

Aunque no definida con precisión, vamos a  entender en este curso por tiraje corto o tirada corta (En inglés Short Run) aquella que no supera los 100 ejemplares y que por lo general (salvo que se trabaje por debajo de los costes de producción y por lo tanto con pérdidas) se halla fuera del alcance de la impresión tradicional.

Este valor, del todo punto arbitrario, se ve cuestionado por los continuos avances de la impresión tradicional con el fin de reducir los tiempos y desperdicios del arranque de máquina y por la desesperación o ignorancia de imprentas que están dispuestas a realizar trabajos por debajo del precio de coste.

 De hecho, la impresión digital lleva hasta el extremo el concepto de tiraje muy corto: es posible imprimir con este sistema un ejemplar. Es más, el origen de la impresión digital tenía ese cometido, poder realizar una o varias copias de un documento dado (fotocopiado, en origen Xerografía).

Los tirajes muy cortos, solos o combinados con el resto de aplicaciones que aquí reseñamos, permiten ampliar la oferta de productos(autopublicación), ampliar huecos en el mercado (publicidad de pequeño comercio) o crear nuevos huecos (packaging personalizado para eventos como bodas, comuniones, bautizos,…).

Pruebas

Dada la posibilidad de imprimir un ejemplar pronto se dedican esfuerzos a la consecución de pruebas a partir de este sistema. En el momento actual, la mayor parte de las pruebas que se realizan en la industria gráfica se realizan con tecnología digital.

Pruebas de posicionamiento

Pruebas que se realizan con el fin de poder comprobar que los elementos se hallan en el documento y disponen de las características esenciales para la impresión. En origen servían para comprobar la compatibilidad PostScrip. Dado que las filmadoras primero y CTPs después utilizaban ese lenguaje es razonable realizar una prueba previa en una impresora PostScrip con el fin de detectar errores en la interpretación.

En la actualidad esto no es necesario ya que existen otros mecanismos de chequeo queda explicado en este curso. Sí se siguen realizando este tipo de pruebas con el fin de obtener ejemplares de lectura tras la compaginación, (por lo general correspondiéndose con segundas pruebas) y que no necesariamente tienen que ser en color (la impresión del color es más cara) ya que para ciertas labores de corrección éste es innecesario.

Pruebas de color

Pruebas en impresoras de color con el fin de evaluar el comportamiento de los colores sobre el soporte que como es bien sabido puede diferir de lo que vemos en pantalla sobre todo en entornos sin gestión de color. El color en este caso, al no ser grande la exigencia de su correspondencia con la salida final, puede diferir, por lo que nunca deben utilizarse como pruebas contractuales salvo que el trabajo sea de poca exigencia. Estas pruebas pueden realizarse en un estadio avanzado del proceso, (por ejemplo terceras pruebas).

Las impresoras digitales actuales a partir de una mínima gestión de color (linearización y calibración, utilización de perfiles, utilización de los soportes adecuados, etc.) pueden alcanzar aproximaciones perfectamente válidas al resultado esperado final.

Pruebas certificadas

A veces denominadas de contrato. Una prueba certificada es aquella que se ha realizado en un dispositivo homologado y mediante un software que dispone de la posibilidad de certificar avalada por los organismos correspondientes.

La certificación consiste en la impresión de la prueba teniendo en cuenta el perfil de salida y que se acompaña de una serie de parches de control que posteriormente deberán servir para la comparación con los valores esperados. En los sistemas de certificación valores por encima de 5 de delta E invalidarían la prueba. Sirven de base para la validación de la hoja o pliego ok (control de la desviación) que servirá de referencia durante la tirada (control de la variación).

Prototipos

Otra de las opciones posibles que permiten las tiradas muy cortas es la elaboración de prototipos para evaluación, presentaciones o maquetas de taller.

Para determinados productos el prototipo permite una evaluación más acertada del producto.

Productos editoriales. Libros, revistas y similares impresos digitalmente. Presentaciones físicas del producto (empresas de servicios editoriales), para valoración de proyectos en general,maquetas de taller y para presentaciones.

Packaging.Prueba muy próxima al producto real. En determinados sistemas es posible incluir acabados similares a los que tendrá el producto final. Permite analizar físicamente el comportamiento estructural.

Usos industriales. Realización de productos mediante técnicas de tridimensionalidad.Impresoras tridimensionales. Nuevas vías de negocio: talla de  estatuas, elaboración de piezas, etc.

Si desea hablar con un representante que le oriente o resuelva sus dudas, visite nuestra seccion de contacto, donde encontrará nuestro formulario.



Noticias